jueves, 25 de diciembre de 2008

LEONEL FERNANDEZ INDULTA A VIVIAN LUBRANO Y A FRANCO BADIA

JUSTICIA
Leonel Fernández indulta a Vivian Lubrano y a Franco Badía
La ex vicepresidenta del Baninter permanecerá en completa libertad sin haber estado presa en Najayo
Miguel Pichardo/Clave Digital
lunes, 22 de diciembre de 2008

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Sin haber pasado un solo día en la cárcel de Najayo, adonde fue condenada por la Justicia a cinco años de prisión, la ex ejecutiva del Baninter Vivian Librano de Castillo seguirá en completa libertad luego de que el presidente Leonel Fernández la indultó este lunes.

Lubrano de Castillo fue condenada por su participación en el histórico fraude cometido a través del Banco Intercontinental (Baninter), pero con el argumento de que su salud está deteriorada, ha permanecido en un hospital de la Capital.

La ex vicepresidenta de negocios de Baninter fue indultada mediante el decreto 847-08 emitido este lunes, disposición presidencial que incluye a Pedro Franco Bacía, Casimiro Antonio Marte Familia, Milciades Amaro Guzmán y Gervasio de la Rosa, condenados por las irregularidades en el Plan de Renovación Vehicular (Renove).

Lubrano de Castillo fue condenada por la Tercera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación a cinco años de prisión y al pago de 1.5 millones de pesos por encubrimiento en el fraude cometido contra Baninter, sentencia confirmada posteriormente por la Suprema Corte de Justicia.

Considerada el cerebro de la doble contabilidad en la quebrada entidad bancaria, Lubrano de Castillo fue hallada culpable de abuso de confianza, así como de ejecutar y aprobar operaciones para encubrir la situación del banco.

La ex ejecutiva bancaria sólo llegó a ver de lejos la cárcel de Mujeres de Najajo cuando fue conducida el pasado 21 de julio para el cumplimiento de la condena, pero devuelta de inmediato a la clínica privada Abel González por supuestos graves quebrantos cerebrales, trastornos cardiavasculadores e hipertensión arterial.

El grupo de Renove

En tanto que Franco Badía, Antonio Marte, Amaro Guzmán y Gervasio de la Rosa cumplían condenas por la comisión de estafa contra el Estado por más de 1,800 millones de pesos a través del Plan Renove, junto a Milcíades Amado Guzmán, Paulino Antonio Reynoso (Padre Toño), Freddy William Méndez y Alfredo Culinario (Cambita).

El grupo de sindicalistas, ex funcionarios y empresarios del transporte fue condenado el 17 de diciembre del año pasado por la Primera Sala de la Cámara Penal de la Corte de Apelación del Distrito Nacional, sentencia confirmada posteriormente por la Suprema Corte de Justicia.

La dictamen judicial impuso a Franco Badía tres años de reclusión menor y al pago de una multa de 15 millones de pesos al declararlo culpable de prevaración en perjuicio del Estado dominicano, en la distribución de 3035 unidades de vehículos asignadas en venta a través del Plan Renove. Badía cumplía la pena domiciliara por supuestos quebrantos de salud, acogiéndose a las precripciones del artículo 342 del Código Procesal Penal.

En tanto que Amaro Guzmán fue condenado por los mismos cargos a tres años de prisión y al pago de cinco millones de pesos a favor del Estado, mientras que Antonio Marte cumplía pena de tres años de cárcel y cargó con una multa de 8 millones de pesos, y De la Rosa estaba condenado a dos años de reclusión menor y al pago de tres millones de pesos.

Mientras que a Blas Peralta, presidente de Federación Nacional de Transporte Terrestre, fue condenado a seis meses de prisión correccional acogiendo circunstancias atenuantes, Francisco Antonio Pérez a seis meses de prisión correccional domiciliaria, y el padre Toño, ex director de la Oficina Técnica de Transporte, a dos meses de prisión.

También el sindicalista William Méndez fue condenado a seis meses de prisión correccional domiciaria, y Alfredo Culinario a la misma pena y las mismas condiciones. Otro de los condenados es Fabio Ruiz, quien cumple cuatro años de prisión en la cárcel de Najayo.