jueves, 15 de julio de 2010

Las Poéticas de Freddy Gatón Arce


Recientemente me entregaron el libro "Freddy Gatón Arce, Antología", publicado por el Ministerio de Cultura con motivo de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo de este año, que fue dedicada al poeta, y a México como país invitado. Además de lo imprescindible de un libro de este tipo, quiero llamar la atención de los lectores sobre el prólogo escrito por el poeta Cayo Claudio Espinal. Manuel Mora Serrano, que conoció muy bien a Freddy Gatón Arce y que fue su amigo, fue el encargado de hacer el prólogo correspondiente a su vida, a su biografía, y a Cayo Claudio le correspondió el análisis de su poesía. Pero este prólogo es sencillamente extraordinario. Cayo Claudio excedió incluso las pretensiones del propio libro, porque aquel investigador que necesite conocer sobre el discurrir de la poesía dominicana (sobre todo basándose en sus movimientos y en sus generaciones), durante el siglo XX, encontrará en ese estudio una investigación sumamente detallada, aunque, por supuesto, apretada y breve, como nos confiesa el mismo autor (incluso agradecemos que sea de esa manera). Y el estudio de la obra de Gatón Arce es maravilloso. Es evidente que Cayo admiraba sinceramente no solamente al poeta, sino al hombre (Mora Serrano nos dice que Cayo Claudio se convirtió en un hijo para Gatón Arce), y sus palabras reconocen no sólo a la poesía de Arce, sino a la poesía en general. Hace descubrimientos importantes con respecto al autor y a la historia de la poesía dominicana (nos recuerda, por ejemplo, que "Vlía" no fue el primer poema surrealista dominicano, puesto que el mismo Gatón Arce había publicado dos poemas surrealistas anteriores, en la revista de la Poesía Sorprendida), y la forma, la costrucción del ensayo (que en mi caso, como lector, me interesa sobremanera) nos recuerda que estamos delante de un escritor de la categoría de Cayo Claudio, de quien no entiendo por qué no realiza esta clase de trabajos con más frecuencia.