miércoles, 26 de octubre de 2011

Amnistía Internacional

Amnistía Internacional tiene razón con respecto a la República Dominicana. Esa policía hay que reformarla. Todo el que ha sufrido vejaciones por parte de la policía (y yo he sufrido varias, muchas, sobre todo en el pasado), sabe de lo que estoy hablando. La policía tortura personas, amenaza personas, asesina personas, se roba las pruebas en las investigaciones, se ha corrompido, nadie cree en ella. La imagen de la policía tiene que cambiar. La policía no tiene que torturar a nadie, porque existen otros métodos para averiguar la verdad en una investigación. La confesión de una persona mediante tortura no es confiable. Eso hay que cambiarlo. Negando eso no estamos defendiendo a la República Dominicana. Pero hay gente que cree que es así, y por eso el país será acusado nuevamente por oganismos internacionales de lo mismo, y volveremos a escuchar a las mismas personas defendiendo lo indefendible. Vamos a cambiar esa policía, y después hablamos. Eso no es una cuestión del gobierno tal, o cual, sino un problema del país. No podemos continuar con una policía así, porque eso lo que contribuye es al aumento de la delincuencia (sobre todo con organismos armados corrompidos y ya obsoletos).